El PP de Castilla y León propone el rechazo en las Cortes a los Presupuestos Generales del Estado para 2019, por irreales, por constituir un agravio comparativo, y por estar alejados de las necesidades del medio rural

El PP de Castilla y León propone el rechazo en las Cortes a los Presupuestos Generales del Estado para 2019, por irreales, por constituir un agravio comparativo, y por estar alejados de las necesidades del medio rural

El PP de Castilla y León propone el rechazo en las Cortes a los Presupuestos Generales del Estado para 2019, por irreales, por constituir un agravio comparativo, y por estar alejados de las necesidades del medio rural

4 febrero, 2019

· Los populares han calificado estos Presupuestos como los del “agravio comparativo”, ya que 9 de cada 10 euros de incremento de inversión se concentran en sólo 3 Comunidades Autónomas, con Cataluña a la cabeza.

· Suponen un incremento de la presión fiscal de casi 300 euros por ciudadano, cantidad que no se traduce en más recursos para Castilla y León.

· Arrojan un aumento de la recaudación de 20.000 millones de euros, cifra que ha sido cuestionada por el Banco de España, que reduce la recaudación real en 8.000 millones.

· No contienen ninguna medida específica para luchar contra la despoblación y marginan a Palencia, que ve cómo las inversiones descienden un 7% y se ralentiza el ritmo de los proyectos en ejecución.
La sesión del Pleno de las Cortes de este miércoles debatirá sobre el impacto negativo de las cuentas del Estado de 2019 para Castilla y León y para Palencia. A través de una Proposición No de Ley, los populares quieren instar a que los distintos Grupos Parlamentarios del Congreso voten en contra del proyecto de Presupuestos para este ejercicio.

Defienden que están pensados como un programa electoral para pagar el peaje de los socios independentistas del Gobierno de Pedro Sánchez. De hecho, las inversiones previstas en Cataluña aumentan en más de un 60%. Tres Comunidades (Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía) acaparan 9 de cada 10 euros del incremento de la inversión, mientras que provincias como Palencia ven cómo sus inversiones disminuyen en un 7%.

El Partido Popular califica el texto como “política-ficción”, ya que parte de un escenario irreal. Plantean un aumento de la recaudación de más de 20.000 millones de euros, cifra que ha sido rebatida por fuentes muy reputadas. El propio Gobernador del Banco de España rebaja esta previsión en más de 8.000 millones.

Más allá de esta falta de rigor, el aumento de recaudación se debe a importantes subidas en los impuestos para los ciudadanos. Cada castellano y leonés pagará 300 euros más por la subida de, entre otros, el IRPF, el Impuesto de Sociedades, o el impuesto sobre el diésel. Este último castiga a nuestra provincia de manera doble: por gravar los desplazamientos entre nuestros pueblos y por afectar a la industria de la automoción, esencial en nuestro tejido productivo.

Además, esta subida fiscal no se traduce en más servicios para los ciudadanos, ya que los recursos financieros que recibe la Junta de Castilla y León del Estado no han experimentado crecimiento.

El Procurador por Palencia, Jorge Domingo Martínez, cree que “los Presupuestos son una medida más de las que ha tomado el Partido Socialista para perjudicar los intereses de los palentinos”. Afirma que “a la política socialista sobre el carbón, las centrales térmicas, la automoción o la caza, se suma ahora una ausencia de ambición y de inversiones en Palencia”. Como muestra, no incluye tan siquiera las enmiendas que los parlamentarios socialistas presentaron como “vitales” en 2018.

Así, no contemplan nuevas inversiones en infraestructuras en la provincia. Los populares también alertan de otro agravio: el proyecto ralentiza las inversiones comprometidas en la programación plurianual de los Presupuestos del Partido Popular. De los 21 millones que deberían invertirse en 2019 en la A-62 en el tramo entre Venta de Baños y Dueñas, en el tramo de la A-73 entre Báscones de Valdivia-Aguilar, y en el nuevo acceso de la A-67 a Palencia, se consignan únicamente 247.000 euros, un 1,1% de lo previsto para este año.

A estos argumentos se suma la falta de medidas para luchar contra la despoblación. No contienen ni una sola iniciativa en esta materia, dejando en un segundo plano proyectos como el 300×100, con el que se pretende la llegada de la banda ancha a todos los municipios de España.

Por ello, los populares presentan esta iniciativa en las Cortes con un doble propósito. En primer lugar, para mostrar el rechazo de la Comunidad de Castilla y León a estos Presupuestos insolidarios y poco realistas. En segundo lugar, para hacer un llamamiento a las fuerzas políticas del Congreso para que rechacen estas cuentas y fuercen la elaboración de un texto más ambicioso y respetuoso con Castilla y León.